Cinco claves para alargar la vida de tus fundas

La primera clave para alargar la vida de tus fundas y que estas te sigan sirviendo durante un tiempo, es elegir una funda que se adapte 100% a ti. Es decir, una funda con un diseño o un color acorde a tu estilo, tu modo de vida, que combine con tu ropa y que sepas que de aquí a un tiempo te va a seguir encantando. ¡No compres por comprar! Desde kuori te recomendamos comprar calidad. 

Una vez cumplida la primera y más importante norma, te dejamos 5 claves para mantener y alargar la vida de LA ELEGIDA (o elegidas)

 

1. ¡LAS FUNDAS HAY QUE LIMPIARLAS!  

Algo que se nos suele olvidar es limpiar en profundidad nuestras fundas. La pones en tu móvil y te olvidas. ¡ERROR! Al igual que con la ropa, es un producto que debemos lavar de manera frecuente. 

Desde kuori te recomendamos limpiarla 1 vez por semana con un paño húmedo con un poquito de jabón, así eliminamos bacterias y nos aseguramos de que tarde más en deteriorarse. 

 

2. SI TÚ NO QUIERES RAYARTE, TU MOVIL MENOS 

Este es uno de los problemas más frecuentes, y aunque nuestros productos están hechos de un material que disimula las ralladuras, es inevitable que esto pase. Por eso, recomendamos no guardar tu movil junto con objetos punzantes, como por ejemplo las llaves. Además de la funda, tu pantalla y protector también lo agradecerán. 

 

3. CADA COSA EN SU SITIO
Trata de guardar tu movil siempre en el mismo bolsillo de tu bolso, y como te recomendábamos en el punto anterior, intenta que en este bolsillo únicamente vaya tu movil. ¡No lo dejes suelto como gabete!

 

4. FUNDAS CLARITAS, EL DRAMA

Si tu pasión son las fundas de colores claros, es probable que se deteriore antes que las oscuras, ya que se verán antes las manchitas a pesar de cumplir con estos cuidados. En estos casos, recomendamos también no guardar el movil en los bolsillos de prendas oscuras (chaquetas y pantalones), ya que estas pueden desteñir y dejar marcas imprevistas. 

 

5. Y POR ÚLTIMO... ¡INTERCAMBIA TUS FUNDAS!  

Te recomendamos tener varias fundas que cumplan con la primera clave, para así poder intercambiarlas. ¿Qué ganas con esto? Por una parte potenciar tus looks al tener fundas diferentes (recomendamos que sean bastante diferentes entre sí para tener más opciones) y por otra parte, si las vas intercambiando y cumpliendo con los cuidados que te hemos comentado, pasará muuuuuuuucho tiempo hasta que necesites volver a comprar fundas nuevas. Pero no lo olvides: shop smart! Deben reflejar al 100% tu estilo. 

  

Pequeños gestos hacen grandes cambios, y alargar la vida de tus fundas es sinónimo de consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente.

SHOP SMART, SHOP KUORI

Leave a comment